Análisis de la situación digital de la Industria en España (informe e-pyme 2020)

Análisis de la situación digital de la Industria en España (informe e-pyme 2020)05/01/2021

Hace poco más de dos meses se presentaba el último estudio anual e-pyme 2020 (https://www.ontsi.red.es/sites/ontsi/files/2020-11/ePyme_2019.pdf) que recoge el Análisis de la situación digital de la Industria en España en 2019.

 Realizado por el  Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y Sociedad de la Información (ONTSI) , desde este informe anual se puede obtener una visión completa de la situación y evolución de la transformación digital que tiene lugar en las empresas de los diferentes sectores económicos. Nos centraremos en el Industrial. Os comparto las principales conclusiones así cómo mis puntos de vista.

 

Centrándonos en el epígrafe Industrial, según el INE, en 2019 había 197.016 empresas del sector Industria en España, donde el 84,6% son microempresas (muchas auxiliares) que tienen entre 0 y 9 empleados, las pymes casi un 15% y las grandes empresas un 0,7%. La fabricación de productos metálicos (exceptuando maquinaria y equipos) lidera los subsegmentos con un 17,1% seguido de la industria alimentaria con un 12,9%. Del resto ninguno supera el 7,3%

 

La web corporativa

Un dato que me llama mucho la atención es que, según el estudio, en 2019 había casi un 17% de Pymes y Grandes empresas que no tienen página web, es decir que son invisibles digitalmente. Si nos vamos a Microempresas el índice alcanza el 62,5% sin página web.

 

Otra conclusión llamativa es que El uso de información acerca del comportamiento de los visitantes de las páginas web todavía es un hecho minoritario entre las empresas de la industria. Hay casi un 90% de Pymes y Grandes empresas que no la utilizan y el porcentaje en microempresas llega casi al 97%

Las webs se utilizan para , la presentación de la empresa, la declaración de política de intimidad y el acceso a catálogos de productos o listas de precios.  Siendo la declaración de política de intimidad o certificación la mayor innovación en  tres años,

Es relevante que, en este mismo intervalo de tiempo, tanto la disponibilidad en las páginas web de recepción de pedidos o reservas online como
de seguimiento online de pedidos, ha sido más frecuente entre las microempresas que en las de 10 o más trabajadores.

Sin duda, estamos ante el primer gran reto de la empresa Industrial que no es otro que entender que una página web no es un catálogo estático y sí un elemento de relación al que se le pueden pedir muchas más cosas ya.

Redes Sociales.

La mitad de las  Pymes y Grandes empresas son usuarias de medios sociales.  Las microempresas alcanzan el tercio. Aquí si se aprecia un crecimiento anual.

Entre los medios sociales utilizados, las redes sociales son las favoritas entre
las empresas  del sector de la industria, siendo los porcentajes en ambos segmentos empresariales superiores al 93%. No obstante, gana popularidad la utilización de websites para compartir contenido multimedia, sobre todo entre las microempresas, habiendo crecido desde 2016 en 16,9 puntos porcentuales (36,5% en 2019). En el caso de las pymes y grandes empresas este porcentaje solo ha aumentado en 3,5 p.p. (48,6% en 2019) en el referido periodo.

 

Con respecto a los motivos por los que las empresas del sector utilizan medios sociales, los principales son para desarrollar la imagen de las empresas o productos de mercado y para recibir o enviar opiniones de clientes, más utilizado, en este caso, por las microempresas (59%) que por las de 10 o más empleados (54,4%), en 2019.

En relación con el resto de los usos, en ningún caso superan el 30% de pymes y grandes empresas y el 25% de microempresas usuarias.

Me llama mucho la atención que sólo un 25 % de media de las Pymes y Grandes empresas han involucrado a sus clientes en el desarrollo de bienes o servicios. Esta tendencia a “no considerar” es para mí el primer problema estratégico a solucionar teniendo en cuenta los grandes cambios que los clientes B2B están experimentando a la hora de interactuar con los clientes finales.

 

Publicidad Digital

 

Una  de las grandes ventajas de Internet es su gran capacidad de segmentación a la hora de dirigirte y personalizar tu mensaje, contenidos, propuestas etc. Hay sólo un 20% de media de Pymes y grandes empresas que lo estén utilizando , menos aún en microempresas (10%).

SEO es el formato más utilizado y Remarketing y Geolocalización son elementos por los que se está pagando igualmente.

Indudablemente la Industria sigue siendo un segmento demasiado push y conforme se vaya viendo más obligada a adaptarse a cambios es posible que vaya evolucionando hacia un  modelo pull donde conectar y ser relevante para segmentos de mercado muy concretos sea realmente prioritario.

 

Comercio Electrónico

 Sólo el 20% de Pymes y Grande empresas han realizado ventas y sólo el 30% compras por comercio electrónico.

La modalidad más habitual para la realización tanto de compras como ventas en
el sector de la industria es mediante páginas web o aplicaciones. No obstante, entre las pymes y grandes empresas industriales destaca, en 2018, la utilización de mensajes tipo EDI para efectuar ventas electrónicas, con porcentaje similar al de uso de página web para el mismo fin (11,5% y 12,3%, respectivamente).

 

 

Uso de tecnologías clave

 A pesar de que, por lo general, el grado de adopción de la tecnología cloud es todavía bajo en el sector de la industria, durante el último año ha crecido 5,6 puntos el porcentaje de pymes y grandes empresas industriales con conexión a Internet que adquieren servicios basados en cloud computing. En el caso de las microempresas el porcentaje permanece prácticamente invariable desde 2017 en niveles muy bajos.

Distinguiendo en función de la tipología de servicios en la nube contratados, en 2019, los correspondientes a e-mail continúan siendo los preferidos, destacando el segmento de microempresas con un importante aumento durante el último año de 34,1 p.p. (90,3%) frente a las compañías de 10 o más empleados (76,2%; +4,8 p.p).

Merece señalarse igualmente que, en 2019, las microempresas industriales sobresalen por encima de las pymes y grandes en el uso de aplicaciones de software financiero o contable en la nube (42,4% frente a 34,6%, respectivamente).

Aún así, el cloud computing sigue sin ser una alternativa para casi el 80% de empresas medianas y grandes en España. En el caso de microempresas el ratio alcanza el 90%.

 

Big Data

El grado de penetración del big data, tanto en las empresas de 10 o más empleados (5,8%; -2,1 p.p.) como en las microempresas industriales (1,5%; -1,6 p.p.), es de los más bajos en comparación con otros sectores de actividad.

Distinguiendo según los tipos de fuentes utilizadas para efectuar el análisis de big data, se observa un comportamiento diferencial entre segmentos empresariales
en 2019. Entre las pymes y grandes compañías, la fuente más utilizada fueron
datos de la propia empresa con sensores o dispositivos inteligentes (52,3%); sin embargo, entre las microempresas la utilización de esta fuente se reduce 27,9 p.p. (3,1%). Además, entre las microempresas cobran mayor importancia la utilización de datos generados por medios sociales (67,4%; +26,8 p.p.) y datos obtenidos por
la geolocalización a partir de dispositivos portátiles (61,4%; +23,8 p.p.). Estas dos clases de fuentes, por su parte, fueron utilizadas en menor medida por las empresas de 10 o más empleados (36,9% y 44,5%, respectivamente).

 

Ciberseguridad. 

Casi la totalidad de pymes y grandes empresas (90%) han tomado medidas a nivel ciberseguridad, en microempresas cae hasta el 50%.  A nivel general, las medidas en materia de ciberseguridad más populares entre las empresas del sector son el mantenimiento actualizado del software, la realización de copias de seguridad de datos en ubicación separada, la autenticación mediante contraseña fuerte y el control de acceso a red.


 

Tecnología de Intercambio de Información dentro de la empresa

 En 2019, más de la mitad de las pymes y grandes compañías industriales (51,2%) utilizan herramientas para compartir información entre sus diferentes áreas de negocio (herramientas ERP). En el caso de las microempresas el dato disminuye a tan solo un 8,5% de usuarias.

Menor es el uso de herramientas de gestión de información de clientes (herramientas CRM). Casi un tercio de las empresas del sector de 10 o más empleados las utilizaron en 2019. Por el contrario, apenas un 5% de las microempresas las utilizan.

 

 Un 70% de las Pymes y Grandes empresas no tienen CRM. Éste dato para mí es muy importante y denota que tenerlo y asimilarlo , todavía sigue siendo una oportunidad.

Talento Digital

Sin duda una tendencia preocupante porque es descendente. En los últimos tres años la proporción de pymes y grandes empresas que emplearon especialistas TIC ha disminuido en 4,4 puntos porcentuales hasta el 16,1% en 2019. En el caso de las microempresas, durante este periodo, el porcentaje se ha situado en torno al 2%; sin embargo, en 2019 cae hasta el 1,4%.

La misma tendencia se observa con respecto a las empresas que cuentan con mujeres especialistas en TIC en ambos segmentos empresariales.

Formación TIC

 Solo el 20% de las Pymes y Grandes Empresas Industriales han impartido formación interna TIC a sus empleados.

En 2019, la brecha entre ambos segmentos empresariales de la industria se mantiene en casi 17 puntos porcentuales. La gran mayoría de las que proporcionan formación TIC la dirigen a otro personal empleado, en lugar de a su personal especialista en TIC.

De otro lado, ya en 2019, el 41,6% de las pymes y grandes empresas del sector disponen de formación en materia de seguridad TIC de carácter voluntario. Por su parte, solo un 12,4% de las microempresas industriales cuenta con este tipo de formación.

 

Conclusiones.

 

Sin CRM, sin talento, sin formación interna, con webs-catálogo y sin enfocarse a nadie concreto es y será complicado mantenerse y diferenciarse. Las inercias desaparecen con los grandes cambios y a pesar de que estos sean datos de 2019 y 2020 con la pandemia haya acelerado muchos cambios creo que la Industria aún tiene una gran oportunidad y obligación con el mundo digital y con los hábitos del consumidor final en conclusión.

Retroalimentarse, conectarse con sus clientes y establecer conversaciones con toda su comunidad son los grandes retos para un cambio cultural necesario que haga que la creación de valor relacional evolucione al mismo ritmo que el productivo. El producto se comoditiza pero las relaciones se diversifican. 

De cómo cada industria lo priorice saldrá el futuro y aquí los pequeños tienen ventaja.

Avisadme cuando publiquéis una nueva noticia!

Ir a la web